Ud esta aquí: Home - Consejos - CONSECUENCIAS DE NO LAVAR LAS SÁBANAS CADA SEMANA

Blog

CONSECUENCIAS DE NO LAVAR LAS SÁBANAS CADA SEMANA

Es importante mantener una higiene correcta en la cama, aunque sea una tarea tediosa. Los virus que provocan resfriados o influenza se esparcen, si no se lavan las sábanas.

La cama es uno de los lugares donde más horas al día pasamos, en promedio 49 horas de nuestra semana transcurren ahí. Lo anterior es razón suficiente para que tengamos una higiene correcta de nuestra cama, aunque sea una tarea tediosa.

Si no lavamos las sábanas semanalmente corremos el riesgo de exponernos a virus e infecciones. Debemos lavar las sábanas una vez por semana si queremos ahorrarnos algunos problemas.

A continuación, algunos problemas de salud que nos podría traer el no tener una higiene indicada de las sábanas donde dormimos.

Gérmenes

Nuestro cuerpo tiene muchos tipos de bacterias y hongos y aunque  prácticamente, en la mayoría de los casos, no hay ningún problema con esto, la cama es un gran espacio para que se reproduzcan. Hay que recordar que se forma una gran humedad cuando dormimos, además de que la saliva, el sudor y las células de la piel, entre otras, quedan impregnadas en las sábanas.

Una de las bacterias que se pueden esparcir en las sábanas, es el staphylococcus aureus, que puede provocar infecciones en la piel, en el tracto urinario y neumonía.

Esta bacteria puede abundar si no tenemos una correcta higiene al no lavar las sábanas una vez a la semana, mínimo.

 

Pie de atleta

Este es extremadamente contagioso, por lo que se recomienda lavar las sábanas en agua caliente para matar al hongo. En caso de usar agua fría, sólo propiciaremos que el hongo se extienda.

 

Virus

Los virus que nos provocan resfriados o influenza se esparcen a través de estornudos y saliva, por lo que no lavar las sábanas puede provocar que lleguen al lugar donde dormimos.

Es recomendable poner un bote de basura al lado de nuestra cama para tirar los pañuelos desechables ahí, además estornudar a los costados del lugar de donde dormimos.

 

Ácaros del polvo

Son microorganismos microscópicos que pueden causar alergias en algunos individuos. Estos se alimentan de piel muerta, y considerando que los seres humanos dejan diez gramos de piel muerta al día, las sábanas pueden ser un criadero de ácaros del polvo.

 

Consejos para una correcta higiene

  • Deshacernos del polvo. Aspirar la habitación y los lugares cercanos a la cama.
  • Lavar las almohadas (en caso que se pueda). Usar protectores de almohadas también es recomendable, así como un protector para el colchón.
  • Lavar las sábanas a una temperatura mayor de los 60 grados, en caso de ser posible.
  • Lavar las sábanas una vez por semana.
  • Bañarnos antes de ir a dormir.
  • Lavar la ropa con la que dormimos cada tercer día.
  • En caso de tener un perro o un gato que esté en nuestra cama, es recomendable que se acueste sobre una cobija aparte.

Recuerde

La higiene va de la mano de la salud. Prevenir es la mejor manera de protegernos frente a las enfermedades.

 

Tomado de: SAFETYWORK

Deja un comentario:

Back to top